La Canal del Rojo

LA CANAL DEL ROJO

De la finca del mismo nombre, es un tinto de garnacha octogenaria de Badarán, de un viñedo sobre suelos de componente arcillo ferrosa degradada, por un lado, y piedras angulosas de coluvión en superficie. Las viñas de más de 80 años son clones muy antiguos, lo que, unido a una elaboración con raspón y donde prima el carácter de la variedad, hace de La Canal del Rojo un vino diferente, fresco, frutal, mineral, transparente a la hora de expresar el lado más elegante de la garnacha, con toques silvestres, aromático y longevo.

DENOMINACIÓN DE ORIGEN:
DOC Rioja

ZONA DE VIÑEDOS
El viñedo se encuentran en el Alto Najerilla, municipio de BADARÁN a una altitud de 670 metros. Viñedos muy viejos con alta densidad de plantación.

FINCAS
BADARÁN: La Canal del Rojo “VIÑEDO SINGULAR DE LA RIOJA”

EDAD DE LOS VIÑEDOS
Más de 80 años, 100% viñedo en vaso alto.

SUELOS
Arcillo arenoso ferroso, con vetas de caliza que ascienden horizontalmente provenientes de la roca madre caliza que se encuentra a 3 metros de profundidad, con componentes de origen coluvional en superficie, que permite que la viña
explore mucho suelo.

VARIEDADES
Vino 100% Garnacha, selección de clones antiguos de la zona.

ELABORACIÓN
Vendimia manual en cajas de 18 Kg, fermentación con sus levaduras autóctonas en tinos de hormigón con un porcentaje del 40% con raspón. Fermentación maloláctica espontánea en hormigón.

CRIANZA
Crianza en toneles de roble francés de 20 HL. durante 15 meses..

ALCOHOL
14,5 %.

“Nuevo vino de Bodegas Proelio. Estoy enamorado de estas garnachas de viñas viejas.”

Tim Atkins, MW

La Asperilla,
nuestro campo de batalla
Una de nuestras fincas más significativas es La Asperilla, un territorio que tiene para la bodega un significado sentimental. Buscamos terrenos inexplorados para conseguir vinos diferentes, y aquí, en el suelo sobre el que se asienta La Asperilla, cuenta la leyenda, que como todas, tiene algo de realidad y siempre un poco de imaginación, que fue donde se libró la batalla de Clavijo, una contienda que enfrentó al rey Ramiro I de Asturias contra los musulmanes, y que, en realidad, pudo ser una mezcla de historias de varias batallas.
Pero la importancia de esta finca para nosotros es que es aquí dónde nos decidimos a apostar por los tintos de Rioja, donde empieza a soñar en hacer tintos singulares que hablen de ese paisaje a los pies del Castillo de Clavijo.
La elaboración
vista de otro modo
La personalidad de Proelio procede del terruño; el carácter se afina en la bodega. Un espacio sencillo y perfectamente integrado en su entorno natural. Grandes ventanales de las paredes, que permiten un trabajo en el que apenas se usa luz artificial y por lo tanto, una arquitectura muy respetuosa con el medio ambiente.

Solo usamos tinos de roble, donde las extracciones se realizan de la manera más respetuosa mediante bazuqueo. Posteriormente en barricas tradicionales para ir progresivamente aumentando la capacidad de los depósitos, hasta finalizar en fudres de 2.000 litros. Para el ensamblaje final se reservan los depósitos de hormigón donde el vino culmina su viaje.

La Asperilla,
nuestro campo de batalla
Una de nuestras fincas más significativas es La Asperilla, un territorio que tiene para la bodega un significado sentimental. Buscamos terrenos inexplorados para conseguir vinos diferentes, y aquí, en el suelo sobre el que se asienta La Asperilla, cuenta la leyenda, que como todas, tiene algo de realidad y siempre un poco de imaginación, que fue donde se libró la batalla de Clavijo, una contienda que enfrentó al rey Ramiro I de Asturias contra los musulmanes, y que, en realidad, pudo ser una mezcla de historias de varias batallas.
Pero la importancia de esta finca para nosotros es que es aquí dónde nos decidimos a apostar por los tintos de Rioja, donde empieza a soñar en hacer tintos singulares que hablen de ese paisaje a los pies del Castillo de Clavijo.
La elaboración
vista de otro modo
La personalidad de Proelio procede del terruño; el carácter se afina en la bodega. Un espacio sencillo y perfectamente integrado en su entorno natural. Grandes ventanales de las paredes, que permiten un trabajo en el que apenas se usa luz artificial y por lo tanto, una arquitectura muy respetuosa con el medio ambiente.
Solo usamos tinos de roble, donde las extracciones se realizan de la manera más respetuosa mediante bazuqueo. Posteriormente en barricas tradicionales para ir progresivamente aumentando la capacidad de los depósitos, hasta finalizar en fudres de 2.000 litros. Para el ensamblaje final se reservan los depósitos de hormigón donde el vino culmina su viaje.

Enoturismo

Contacto

Camino Nalda a Viguera 46, 26190, La Rioja

941 44 72 07 | Fax: 941 49 00 86

info@palaciosvinosdefinca.com

De lunes a jueves
9:00h. a 17:00h.
Viernes: 09:00h. a 14:00h.